MAM SINGAPUR- Difundiendo la dulce fragancia de Jesús

Taller de fabricación de jabón y recaudación de fondos.

El Movimiento de Asociados Montfortianos, formado en 2015, tiene 42 miembros inscritos. Nos reunimos una vez al mes para la formación, así como para el almuerzo de confraternización. Nuestra misión es vivir, compartir y promover el carisma y la espiritualidad de la consagración total según Montfort. Esto se hace a través de los compromisos comunitarios. En una ocasión, los Asociados Montfortianos (MA) organizaron una salida a Coney Island y el evento resultó todo un éxito. Los participantes estaban muy animados y deseaban participar en más salidas de este tipo.

Lamentablemente, en el 2020, debido a la pandemia del coronavirus, no pudimos continuar con las salidas. En este periodo de restricción, tampoco pudimos celebrar reuniones presenciales. Sin embargo, seguimos conectándonos entre nosotros a través de reuniones virtuales. Después de este período, solo se nos permitieron reuniones de hasta 20 miembros.

El distanciamiento social y las restricciones estaban en marcha y, por tanto, las actividades sociales eran limitadas. En octubre se organizó un taller de fabricación de jabón. Fransiska Sinardi, propietaria de Fransiscraft.com, dirigió el taller de formación titulado «María como molde». Veinte miembros de la MA se apuntaron a la sesión de fabricación de jabón. Tuvimos la oportunidad de aprovechar la sesión de demostración sobre cómo hacer jabones. A continuación, se llevó a cabo una sesión práctica en la que pudimos demostrar nuestras habilidades y talentos recién adquiridos. Durante la sesión de descanso, compartimos nuestros pensamientos y reflexiones. En general, fue divertido y atractivo.

Siendo el mes del Santo Rosario, era oportuno encargar rosarios de jabón a Fransiska para recaudar fondos para la misión de la MA. Cada MA que estuvo presente el día de la formación recibió las 5 cajas de rosarios de jabón para que pudieran difundir la dulce fragancia de Jesús y lograr que descubrieran su belleza a través de la oración.

Durante este encargo, fuimos bendecidos, en nombre del Señor, con el regalo de cada persona y rezamos para que, a través del Espíritu Santo, aquellos con quienes nos encontremos reciban las revelaciones de los misterios del Rosario. Desde mi perspectiva, la mayor alegría fue el encargo de llegar a todos nuestros amigos con amor y como apoyo.

De vez en cuando, nos reunimos con amigos y nos comunicamos por WhatsApp para recaudar fondos. Los compromisos con los demás se vuelven más conversacionales y sinceros. Con la situación de Covid-19, resultó muy difícil recaudar fondos. Mi cerebro se encarga de la planificación, mis dedos de hablar y mi persona de la misión de enviar los artículos a su destino.

A veces no obtenemos la respuesta que esperamos, pero la recaudación de fondos es divertida.

No era consciente de que la recaudación de fondos es una habilidad y una responsabilidad profesional. Me lancé a por todas y, en consecuencia, he aprendido mucho en poco tiempo gracias al H. Dominic Yeo-Koh. Recuerdo que me dijo que recaudar fondos es divertido. No tenía ni idea de cómo empezar, pero esperé a que el tiempo me llenara de sabiduría. Me pareció un reto y, de hecho, lo que me inspiró fue conocer y charlar con la gente. La recaudación de fondos se produce de forma natural con la agitación del Espíritu Santo en tu corazón.

Doreen Law, asociada monfortiana